Resumen de Cambia el Chip

cambia el chip

Resumen de Cambia el Chip

En su libro “Cambia el Chip”, Chip Heath y Dan Heath ofrecen un marco para crear un cambio duradero. Los autores se basan en investigaciones de la psicología, la neurociencia y la economía conductual para ofrecer estrategias prácticas que permitan superar la resistencia y alcanzar el éxito.

La vida implica inevitablemente cambios. Todos tenemos objetivos, rutinas y comportamientos que nos gustaría modificar. Hacer cambios duraderos puede ser difícil, tanto si se trata de mejorar nuestra eficacia en el trabajo como de perder peso o dejar de fumar. Con frecuencia tenemos el conocimiento de lo que hay que hacer, pero nos resulta difícil llevar a cabo nuestros planes.

El argumento principal del texto es que, aunque el cambio puede ser difícil, no es imposible. Para ilustrar cómo se produce el cambio, los autores utilizan las metáforas de un jinete, un elefante y un camino. El elefante simboliza nuestro lado emocional, el jinete nuestro lado lógico y el camino el mundo circundante. Podemos desarrollar una potente fuerza de cambio comprendiendo estos tres factores y aprendiendo a influir en ellos.

“Cambia el Chip” ofrece una hoja de ruta para lograr tus objetivos, tanto si quieres hacer cambios en tu vida personal como en tu trabajo profesional. En las siguientes secciones, repasaremos las principales ideas presentadas en el libro y cómo puede aplicarlas a su propia vida.

Resumen Cambia el Chip

Dirigir al jinete

El “jinete” es una metáfora de nuestro lado analítico y lógico, la parte de nosotros que hace planes. Aunque el ciclista puede ser beneficioso, también puede quedar paralizado por el exceso de datos y análisis, provocando indecisión. Debemos dar al jinete instrucciones claras y un curso de acción directo para dirigirlo con éxito.

Encontrar esos “puntos brillantes”, o lugares en los que las cosas ya van bien, y utilizar esos logros como modelo para el cambio, es lo que se entiende por esto. Podemos crear impulso y hacer que el piloto se sienta más al mando concentrándonos en cambios pequeños y factibles.

Por ejemplo, si estás intentando perder peso, puedes empezar sustituyendo un tentempié poco saludable por otro más sano. Concentrándose en este pequeño ajuste, puede ganar confianza en sí mismo e impulso, lo que con el tiempo podría dar lugar a ajustes mayores.

Motivar al elefante

El “elefante” representa nuestro lado emocional, la parte de nosotros que siente y responde al mundo que nos rodea. Mientras que el jinete puede proporcionar la dirección, el elefante es la fuerza motriz del cambio.

Para motivar al elefante, debemos jugar con los sentimientos de la gente y dar al cambio que queremos ver un sentido de identificación. Para que el cambio parezca real y factible hay que apelar al sentido de propósito y conexión de la gente. Por ejemplo, si su objetivo es hacer que su lugar de trabajo sea más sostenible, puede empezar destacando las ventajas que la sostenibilidad puede aportar al medio ambiente y a las generaciones futuras.

También puede fomentar un sentimiento de comunidad en torno a la sostenibilidad formando un “equipo verde” o recompensando al personal que adopte hábitos sostenibles.

Dar forma al camino

El “camino” representa el entorno externo, el contexto en el que se produce nuestro comportamiento. Para crear un cambio duradero, tenemos que dar forma al camino para que fomente el comportamiento que queremos ver. Esto significa facilitar el comportamiento deseado y dificultar el comportamiento no deseado.

Por ejemplo, puede elegir una sala de descanso más acogedora y atractiva que otras zonas del lugar de trabajo si quiere animar a los empleados a tomarse descansos a lo largo del día. Si anima a los directivos a actuar como modelos de conducta y recompensa a los empleados que se toman descansos, también puede establecer normas sociales en torno a las pausas.

Por último, puede dificultar que los trabajadores se salten las pausas planificando reuniones y otros actos en torno a esas horas.

Conclusiones de Cambia el chip

Entonces, ¿cuál es la fórmula para implementar el cambio con éxito? Bueno, para cambiar tu propio comportamiento o el de cualquier otra persona, tienes que hacer tres cosas: tienes que dirigir al Jinete (llegar a la parte racional), motivar al Elefante (llegar a la parte emocional) y dar forma al Camino (despejar el camino).

Si consigues hacer las tres cosas a la vez, pueden producirse grandes cambios, aunque no tengas mucho poder ni recursos.

Si este resumen de Cambia el Chip le ha gustado, otros libros como “Hooked” “El plan de marketing de una página” o “Empieza con el porqué, de Simon Sinek“, le encantarán

Comprar en Amazon